miércoles, 26 de diciembre de 2007

No existen, son los padres

El verdadero secreto de la navidad, lo que los niños no deberían saber nunca....


viernes, 21 de diciembre de 2007

El belén

Es sabido que la norteamericanización que vivimos está cambiando las costumbres navideñas, como por ejemplo, el árbol de navidad ya es mucho más común que poner el belén en las casas, aunque en algunas se sigue poniendo.

Pero creo que debemos modernizar el belén, adaptarnos a los nuevos tiempos.

Y no es algo tan complicado, así que todos lo podéis hacer en vuestras casas: Debéis coger alambre de espino y rodear una franja del belén. Así representamos la Cisjordania actual. Rodeado de una valla para q no pueda salir el pueblo ni q entren medicinas básicas.

Ahora coger los juguetes bélicos que han regalado a los niños de la casa (al niño, soldados, y a la niña, una cocinita, para que aprendan su papel desde pequeños...). Eso, coger los soldados de juguete, ponerlos al otro lado de la valla. Y fuera de la valla, con los soldados, poner una casa lujosa de juguete, representando a los colonos.

El toque de queda será fácil de simular con estos cambios.

Y para estimular la inteligencia de los niños, podéis hacer que piensen como provocar una guerra civil en el lado palestino del belén. Y ya está representado el portal actual.


Ya es navidad en Jerusalén...

domingo, 16 de diciembre de 2007

Calles vacías

Cielos grises, casi blancos. Y las calles vacías. Un frío del carajo. Solo las luces de las farolas, los bares y algun que otro coche. Los centros comerciales a reventar. Vendiendo hipocresía. Y soledad. Y marginación. Pero pongan buenas caras, que las cámaras de seguridad les están grabando. Creo que viene al pelo esta poesía de Sor Kampana para describir estos días.



LAS CALLES DESBORDADAS DE SOLEDAD,
musitan su canción de asfalto y humedad;
la lluvia de gentes, cesó a las doce
y los escaparates , a oscuras, consumen la noche.

Caminantes
noctámbulos
inventan la aurora
bajo las farolas
de luz beodas
bajo los balcones,
con hiedras y rosas,
con malvas,
con amarillas y blancas y rojas,
todas secas,
cual niño
sin sueño
reposando en macetas muertas.

Y en las calles
!oh, luna!
en estas calles del mundo,
en este contenedor inmenso,
el amanecer parece imposible.

Sor Kampana

martes, 11 de diciembre de 2007

Gigantes

Gigantes invencibles. Ilusiones que se estrellarán contra aquellos muros.

Sabemos que la batalla está perdida antes de pelear siquiera. Pero la derrota no debe desanimarnos.

Don quijote se lanza de nuevo al ataque contra los molinos. Una y otra vez. Pero
¿y si fuesen gigantes de verdad? ¿y si no fuera la locura de don quijote más locura que la de cientos, miles, millones de cuerdos que simplemente veían molinos? ¿quién sería el verdadero loco?



¿Seguiría pensando don quijote, en nuestros tiempos, que son gigantes si viese estos molinos?

domingo, 2 de diciembre de 2007

El miedo global

Los que no trabajan tienen miedo de no encontrar nunca trabajo.

Quien no tiene miedo al hambre, tiene miedo a la comida.

Los automovilistas tienen miedo a caminar y los peatones tienen miedo de ser atropellados.

La democracia tiene miedo de recordar y el lenguaje tiene miedo de decir.

Los civiles tienen miedo a los militares, los militares tienen miedo a la falta de armas, las armas tienen miedo a la falta de guerras.

Es el tiempo del miedo.

Miedo de la mujer a la violencia del hombre y miedo del hombre a la mujer sin miedo.

Miedo a los ladrones, miedo a la policía.

Miedo a la puerta sin cerradura, al tiempo sin relojes, al niño sin televisión.

Miedo a la noche sin pastillas para dormir y miedo al día sin pastillas para despertar.

Miedo a la multitud, miedo a la soledad, miedo a lo que fue y a lo que puede ser, miedo de morir, miedo de vivir.


Eduardo Galeano,
El libro de los abrazos.